Mis dulces italianos favoritos de Nápoles

dulces napolitanos

La cocina de Nápoles es, sin duda, una de las más sabrosas del mundo. De todos los lugares a los que he viajado, Nápoles es de mis lugares favoritos gastronómicamente. Primero, porque no defrauda. Es muy raro que alguien no disfrute con sus platos, tanto dulces como salados. Segundo, por su precio. Nápoles es una de las ciudades europeas más baratas donde comer que he visitado. Y tercero, por su calidad. Los napolianos son muy cuidadosos con su gastronomía, y la aprecian y valoran mucho. Es uno de sus signos de distinción. Por ello, no pierden detalle en elegir los mejores productos.

Nápoles es una ciudad única, caótica y romántica. Y si la visitas, respirarás por sus calles esa pasión de sus habitantes por la comida y por su gastronomía propia.

Pero en este post te hablaré sobre un aspecto muy concreto de su gastronomía: los dulces. Sin duda, sólo por ellos, querrás volver a Nápoles. Porque te aseguro que ni en Roma encontrarás esos sabores en los postres. Aquí va mi lista de aquellos dulces que me robaron el paladar.

1. Pastiera

 

Me gustó tanto cuando estuve allí durante mi Erasmus que la elegí como postre de cumpleaños. Esta tarta rellena de queso ricotta con base de trigo la puedes encontrar en versiones individuales o en tamaño tarta. Es un producto típico de la región de Campania, donde se encuentra su capital, Nápoles. Lo que más me gusta es el toque de agua de azahar que tiene. Aunque se consume durante todo el año, es típico de Pascua.

2. Sfogliatella

 

Es la reina de los dulces napolitanos. La rizada o “riccia” es la más famosa y la que más me gusta. Se elabora con masa de hojaldre o “sfoglia” que hace que tenga esa textura tan característica. Rellena también de ricotta es un postre originario de la costa Amalfitana, concretamente del Monasterio de Santa Rosa. Su otro tipo, la sflogiatella lisa o “frolla” está hecha con masa quebrada y es redonda.

3. Babá

 

No a muchos les suele gustar este postre. Quizás sea por la textura que tiene al estar bañado en alcohol. Pero a mi la verdad que me encanta.. El babà no es napolitano, es de origen polaco. Su inventor fue el zar Stanislas Leczynski. Por sucesos de la historia acabó llegando a Nápoles, donde lo han adoptado como propio.

4. Cannoli

 

Los cannoli tampoco son napolitanos de origen. Pero sí italianos esta vez. Concretamente de Palermo (Sicilia). Es una especie de masa que recuerda a una galleta con la que se hace un cilindro y se rellana de nuevo con ricotta. Aunque sea típico de carnaval, se puede encontrar en las pastelerías napolitanas durante todo el año. Los hay de multitud de sabores, desde pistacho, chocolate, vainilla… ¡Te encantarán!

Antes de pasar a los dos últimos postres, te quiero recomendar la mejor pastelería para proba estos 4 dulces. Se llama Pastelería SfogliateLab. Se encuentra justo al lado de la estación central de tren de Nápoles. Si quieres empezar bien tu viaje, en cuanto llegues a la ciudad entra en esta pastelería y compra alguno de estos dulces, no hay mejor manera de comenzar a conocer Nápoles.

5. Helado italiano

 

No podía faltar en esta sección el famoso helado italiano. Hay un lugar en Nápoles que es el rey de los helados. Se llama heladería Mennella. La variedad y sabor de sus helados te harán querer volver y repetir. Y sin duda, si algo te dejará aún más alucinado que el sabor de sus helados es al cucurucho. Lo elaboran al momento, incluso puedes verlo tú mismo, y es de una textura consistente y densa que combina a la perfección con el helado.

6. Fiocco di neve

 

Y por último, el príncipe de los postres napolitanos. El “fiocco di neve” o copo de nieve. Es una especie de bollo pequeñito relleno de crema de leche. Y el lugar por excelencia donde mejor los preparan es en la Pastelería Poppella.

(Visited 197 times, 1 visits today)

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio