ver en Alicante

Viajar a Alicante ¿Qué ver en la provincia?

Alicante es una ciudad que atrapa a todo aquel que la visita por su excelente clima y por sus paradisiacas playas.

Como en todo el mediterráneo, las temperaturas son suaves en invierno y cálidas en verano. Si estás planeando visitar la ciudad, los meses menos aconsejables para hacerlo son septiembre y noviembre debido a que se concentran los días de lluvia.

Alicante no sólo es costa, sus zonas de interior tienen un encanto especial, como los castillos que se alzan en cada pueblo y la cerámica que trabajan con las manos los artesanos de la zona.

Empezamos ya con las recomendaciones. Como yo nací en esta ciudad, seguramente os iré haciendo diferentes entregas de «Qué ver en Alicante» según vaya descubriendo lugares de la ciudad. ¡Vamos allá!

1 Cala Bol Nou

Esta cala es una de mis favoritas, tanto por sus aguas cristalinas como por estar recogida por las montañas que la rodean y ofrecer al que la visita un ambiente íntimo.

Se encuentra a las afueras de la ciudad de Alicante, concretamente a 2 kilómetros, en el municipio de Villajoyosa. Es una cala de arena y grava ideal para practicar snorkel.

Podrás dejar el coche en un aparcamiento gratuito cercano y luego caminar unos pocos metros hasta llegar a ella. Mide sólo 220 metros de largo y hay un pequeño puesto de bebidas en un extremo donde podrás comprar alguna bebida para disfrutar aún más de las vistas.

Os aviso de que no se admite la entrada de perros, así que ese día vuestro compañero animal no os podrá acompañar.

 

2 Sella

Sella es uno de esos pueblos de interior de la provincia. Se encuentra en la zona de la Sierra de Aitana y el mejor acceso es desde Villajoyosa, por lo que visitar la cala del Bol Nou y Sella en el mismo día puede ser un buen plan.

A parte de visitar el centro del pueblo, una de las rutas que podéis hacer es «La ruta circular del Agua». Para hacerla simplemente hay que seguir (partiendo desde el pueblo) la senda marcada por las señales verdes y blancas. Podréis dejar el coche en un aparcamiento gratuito que se encuentra justo a la entrada del pueblo.

Se llama la Ruta del Agua porque el camino consiste en recorrer el sistema de riego histórico del pueblo: fuentes, acequias y balsas.

 

3 Altea

Una de las joyas de Alicante por la belleza de su casco histórico, lleno de casas bajas con paredes blancas.

Encontrarás aparcamiento también gratuitos antes de entrar al centro del pueblo. Simplemente te recomiendo dos cosas: visitar el casco histórico sin prisas, dejándote atrapar por sus calles llenas de encanto y sus miradores y, caminar después por la playa de altea, una playa de piedrecitas blancas.

En el casco histórico os recomiendo visitar el Mirador de los Cronistas de España y la zona de la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo.

Alicante, junto con Barcelona, es el lugar de España en el que reside la mayoría de población emigrante rusa, y Altea es el lugar que han elegido algunos miembros de esta población para residir en nuestro país. 

Os cuento esto porque quiero recomendaros otro lugar imprescindible si visitáis Alicante: la iglesia San Miguel Arcángel, la primera iglesia ortodoxa rusa construida en territorio español. 

Si la visitáis, la mayoría de las personas que os encontraréis son rusos que viven en la urbanización Altea Hills, pues son pocos los turistas que van a visitarla.

4 Biar

Junto con Sella, este es el segundo pueblo de interior que os recomiendo en este post. En Biar hay dos cosas imprescindibles: visitar la tienda de cerámica artesanal y recorrer su casco histórico hasta llegar al castillo.

El castillo de Biar es de origen musulmán, data del siglo XII y fue declarado monumento nacional en 1931. Los horarios de visita cambian asiduamente, por lo que os recomendamos llamar al número oficial de la oficina de turismo del pueblo. La entrada cuesta 1€.

La tienda de cerámica artesanal se encuentra en la calle Camino de la Virgen número 28. Cerámica Artística Maestre, como se llama la tienda, se fundó en el siglo XIX y hasta ahora ha pasado por la mano de cinco generaciones.

Por último, te recomiendo visitar el Santuario de Nuestra señora de Gracia, desde donde tendrás unas preciosas vistas del castillo.

5 Ruta Cabo Huertas

Esta ruta os encantará. Consiste en recorrer parte de la costa alicantina mientras te vas encontrando con diferentes calas en el camino. Os recomiendo parar de vez en cuando y bañaros en algunas para luego proseguir con la ruta.

La ruta comienza en la playa de la Albufera y termina en la playa de San Juan (que os recomendaremos en el punto siete). Nada más llegar a la playa de la Albufera, dirigíos a la zona de la izquierda, donde encontraréis un mapa del recorrido y desde donde comenzaréis la ruta.

No os olvidéis llevaros agua durante el camino porque la necesitaréis, especialmente si hacéis la ruta en los meses de verano. La ruta tiene algunos desniveles pero sí la recomendaría para niños, aunque quizás necesiten un poco de ayuda en algunas partes.

En la parte final del camino os encontraréis con el faro de Cabo de Huertas. Actualmente no se permite la entrada (ni a este ni a muchos faros de la provincia). El Alcalde de la ciudad de Alicante (con el desacuerdo de parte de los vecinos y ciudadanos) decidió adjudicar a una empresa la explotación del faro y próximamente se llevará a cabo la construcción de un restaurante. El faro quedará intacto, el restaurante se ubicará en las dependencias anexas a él como en la casa del farero, el almacén y el garaje.

6 Playa del Carabassí

Una playa larga y de arena, una de mis favoritas. Está formada por un sistema de dunas y de pinares a la que se accede a través de unas pasarelas elevadas de madera para conservar la flora del lugar.

Se encuentra a mitad de camino entre Santa Pola y los Arenales del Sol, unas zonas a las afueras de la ciudad de Alicante. Es un lugar con un gran valor ecológico. También hay aparcamiento gratuito en sus inmediaciones, algo que, como podemos observar, es bastante común en Alicante y que se agradece.

Es una playa abierta y su oleaje suele ser moderado. Tiene unos 900 metros de longitud y se conecta con otras playas de alrededor, por lo que si os gusta caminar por la arena, esta será una muy buena opción ya que tendréis metros y metros para andar.

 

7 Playa San Juan

Una de las playas más famosas de toda la provincia. Aunque muy conocida y concurrida, sus aguas son muy limpias. Tiene una longitud de 6.200 metros, ideal también para hacer largas caminatas junto al mar.

En el paseo marítimo de esta playa podréis encontrar diferentes cafeterías, heladerías, restaurantes de la zona y restaurantes de comida rápida. Este sitio es ideal para ir por la mañana a darse un baño y luego comer por la zona.

Os recomiendo probar la Heladería Jijonenca, que se encuentra en este paseo marítimo junto a otros establecimientos, y probar su horchata. Por supuesto, también tenéis aparcamiento gratuito en los alrededores.

 

8 Ciudad Alicante

Alicante es la ciudad donde nací. Cuando vivía allí no me interesaba mucho por los viajes y el turismo. Pero ahora me apasiona y la veo con otros ojos, he aprendido a apreciarla. Por eso, os voy a recomendar los lugares más emblemáticos para que le podáis sacar todo el jugo a esta ciudad.

Primero de todo os recomiendo visitar el paseo de la Explanada (imagen superior). Es un paseo marítimo situado justo al lado del club náutico de la ciudad y justo en diagonal con la Playa del Postiguet (la playa de la ciudad de Alicante). Se construyó en la primera mitad del siglo XX y la diseñó el Alcalde de la ciudad, Agatángelo Soler. Esta formada por más de seis millones y medio de teselas que forman un mosaico que simula las olas del mar.

La ciudad de Alicante no es muy grande, por lo que todo lo que os recomendaré en este apartado se encuentra muy cerquita. La siguiente parada será el barrio de Santa Cruz. Se encuentra en el casco antiguo de la ciudad y se caracteriza por ser un barrio muy colorido, lleno de casitas bajas y flores.

Si mientras camináis por la ciudad os entra hambre, os recomiendo visitar mi otro post en el que os recomiendo los mejores lugares de Alicante donde comer.

Siguiendo con la ruta, os recomiendo subir al Castillo de Santa Bárbara, desde donde tendréis unas vistas increíbles de toda la ciudad. Otro de los emblemas de la ciudad es la fuente de la Plaza de los Luceros. En la fecha en la que escribo este artículo está en obras, esperemos que no se demoren mucho con la reconstrucción para que la podáis observar en todo su esplendor.

Y por último, os recomiendo visitar el Mercado Central de la ciudad. Un lugar lleno de encanto donde encontraréis productos típicos y de primera calidad. Hay algunos puestos de tapas y que se han convertido en restaurante, por lo que también podréis comer dentro.

 

9 Santa Pola: mirador y Torre Escaletes

Santa Pola es un municipio costero de la provincia de Alicante. En este post os quiero recomendar dos lugares situados en él: el mirador y la Torre Escaletes.

La Torre Escaletes es del siglo XVI y servía como punto de vigilancia desde donde divisar cualquier embarcación enemiga. Aunque ha perdido parte de su corona superior, se conserva bastante bien. Desde ella tendréis unas vistas increíbles de toda la costa y podréis apreciar a lo lejos la maravillosa isla de Tabarca. Aunque, siento deciros, que no se permite la entrada al interior de la torre.

El mirador del Faro de Santa Pola es un lugar ideal para ver un amanecer o un atardecer. Lo más destacado de este mirador es la pasarela metálica parcialmente suspendida sobre el acantilado. También tendréis unas preciosas vistas de toda la costa, de la isla, y del faro de Santa Pola, al que desgraciadamente tampoco se permite la entrada.

10 Tabarca

La isla más grande de la toda la Comunidad Valenciana y la única habitada. Se puede llegar a ella mediante diferentes catamaranes que salen desde el puerto de Alicante, desde Santa Pola y desde Benidorm. La empresa más famosa de Alicante que se encarga de realizar estos viajes desde la ciudad es «Kontiki» y tienes la opción de comprar los tickets online por 20€ ida y vuelta. También puedes comprarlos en su puesto de venta física situada en la Avenida Conde de Vallellano. Para los niños menores de cinco años, el trayecto es gratuito.

Tabarca más que una isla es un pequeño archipiélago formado por tres islotes: La Galera, la Nao y la Cantera. Tiene una anchura de sólo 400 metros y una longitud de 1.800 metros. En el pasado fue refugio de piratas berberiscos pero en el siglo XVIII, Carlos III la fortificó y decidió alojar a diferentes familias de Génova cautivas en ciudad tunecina de Tabarka, formando así un pueblo de pescadores.

Las aguas que rodean toda la isla son absolutamente transparentes, todo un espectáculo que te hará recordar que en España también tenemos paraísos increíbles. Te recomendamos que disfrutes de los restaurantes de la zona que, a pesar de tener un precio más elevado que en la ciudad, merecen la pena. El caldero es el plato típico de la isla.

Hay hoteles donde te puedes alojar para disfrutar al completo. La isla se compone de dos zonas: la habitada y la virgen. Te recomendamos seguir la muralla que rodea el pueblo, visitar la puerta de San Rafael, San Gabriel y San Miguel; conocer su faro, la iglesia de San Pedro y San Pablo y pasear por su casco antiguo.

Fuente de las imágenes en orden de aparición: Asociación de empresas turísticas de Elche, Tectonica.archi,

(Visited 44 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.