Guía para visitar el Zoo de Singapur

¿A quién no le gusta ver animales cuando viaja? Si decides visitar Singapur no te vas a quedar con las ganas. Este país tiene dentro de sus fronteras uno de los zoos más impresionantes que hemos visto nunca.

Os recomendamos este zoo porque no es uno cualquiera. Poca gente disfruta ya de los zoológicos tradicionales. Poco a poco, vamos avanzando hacia un concepto de zoo más respetuoso y basado en la protección animal; un lugar donde disfrutar de los animales sin alterar su día a día. Y así es el zoo de Singapur.

Os queremos presentar una de las experiencias más bonitas que hemos vivido: nuestra visita al ZOOLÓGICO DE SINGAPUR. Queremos que conozcáis bien este lugar para que aprovechéis hasta su último rincón. ¡Vamos allá, ruteros!

Un poco de historia

El zoo de Singapur se inauguró en 1973 y tiene un tamaño de 28 hectáreas. La construcción le costó al Gobierno de Singapur 9 millones de dólares. Está ubicado en un entorno selvático y se basa en el concepto de “zoológico abierto”, donde los animales cuentan con una gran cantidad de espacio donde moverse y son los visitantes los que caminan por zonas reducidas.

En el zoo hay hasta 2.400 animales de 300 especies diferentes. El 34% de los animales del zoológico están en peligro de extinción. El centro ha conseguido una gran reputación internacional gracias a sus labores de conservación y a sus programas de reproducción.

Cada animal vive en zonas adaptadas a sus necesidad donde se simula su hábitat natural. En el zoo de Singapur se creó el primer entorno artificial abierto para orangutanes.

Cada año visitan el zoo 1,9 millones de personas

De la gestión del parque se encarga la institución “Reserva de vida silvestre de Singapur” que también gestiona el parque de aves y el safari nocturno del que después os hablaremos.

¿Cómo llegar al Zoo de Singapur?

Hay diferentes formas de llegar al zoológico. Dependiendo de dónde te encuentres, te vendrá mejor una u otra. Como siempre, a través de la web de Rome2rio puedes enterarte bien de todos los posibles recorridos.

  • Una opción es coger un autobús en el Hotel G Singapur que pasa una vez al día. Cuesta 4€ y se tarda media hora en llegar al zoológico.
  • Como podréis observar en el mapa de Rome2rio, otra de las opciones es coger el metro y después el autobús. En este caso tendréis que entrar por la parada de metro de City Hall, coger la línea roja y bajar en la estación de Khatib. Una vez allí dirigíos a la zona de autobuses y coged el que lleva al zoológico. Os costará alrededor de 2€ o 3€ y tardaréis un poco menos de una hora en llegar.
  • Nosotros optamos por la opción del autobús de línea que nos costó alrededor de 3€. Podéis coger la línea 190 o 927 que sale desde Old Hill St Police Station y el trayecto dura 1h y 15m. En esta misma estación podéis coger las líneas 166 o 138 que tardarán en llegar al zoológico una hora y media.

Nos decantamos por esta opción por proximidad a nuestro alojamiento, por comodidad y porque el autobús nos dejaba a un minuto del zoológico.

  • Otra de las opciones es coger la línea 171 en Capitol Bldg y bajar en la parada Jln Ulu Sembawang para después andar 13 minutos hasta el zoológico.
  • Por supuesto también podéis ir en taxi. Si sois un grupo de alrededor de cuatro personas puede que os salga rentable. El precio ronda los 12-16€ y solo tarda 20 minutos en llegar. Es la opción más rápida.

Por tanto, teniendo en cuenta vuestra localización y el número de personas que seáis, elegid la mejor opción, aquí os las hemos mostrado todas. 

¿Qué ver y cómo orientarte?

El zoo de Singapur es inmenso. Lo mejor de este zoológico es que los animales tienen un gran espacio pero a la vez los notarás muy cerca tuyo. Os separará una pequeña vaya o un pequeño foso y sentirás mucho la cercanía con el animal hasta el punto de que, en ocasiones, puede darte impresión.

Para guiarte por el zoológico de Singapur lo mejor es que sigas el mapa. Podrás hacerte físicamente con uno en las taquillas del parque, pero te dejamos aquí la opción online por si quieres llevarlo en tu móvil.

Como hemos dicho antes, la cantidad de especies es inmensa y podrás disfrutar a tu aire de todas ellas dentro del parque.

En el zoológico también tienen lugar algunos espectáculos con animales o actividades en las que puedes participar. Sin duda os recomendamos asistir a dos que nos encantaron: la comida con tortugas y el espectáculo de alimentación de cocodrilos.

A lo largo del día hay diferentes horarios para cada una de ellas y os los indicarán a la entrada del parque.

La actividad de alimentación de tortugas consiste en que, por tres euros, puedes participar de primera mano en la alimentación de las tortugas gigantes del parque durante más o menos 10 minutos.

Entrarás en el recinto donde ellas viven y te darán una cestita con tomates que les tendrás que dar poco a poco con un palo para alimentarlas.

Con cuidado y respeto puedes tocarlas y estar cerca de ellas. Son unos animales increíbles de los que te enamorarás nada más verlos.

En la actividad de alimentación de cocodrilos, podrás presenciar muy de cerca cómo alimentan a estos enormes animales.

Verás a través de un cristal muy fino cómo saltan para poder conseguir la carne de la mano de los trabajadores del zoológico.

Y por último, otra de las actividades interesantes a la que asistir, es el momento en el que sacan por el parque a los orangutanes. Puedes hacerte fotos con ellos y tocarles, aunque nosotros optamos por verlos simplemente un poco más de cerca.

Dentro del zoológico hay varios restaurantes, pero puedes llevar tu propia comida sin ningún tipo de problema. Hay algunas zonas de picnic habilitadas y desde el parque recomiendan tener cuidado con los macacos libres, que asocian los cochecitos de bebé y las bolsas de plástico con alimento.

Si te encuentras con alguno, no le des comida y mantenla alejada de ellos.

El safari nocturno

Después de disfrutar durante horas del zoológico, nuestra siguiente y última parada del día fue el maravilloso safari nocturno.

Al igual que con el zoológico, podéis haceros con un mapa en las taquillas pero nos gusta dejaros la versión online porque es muy práctica.

Lo primero que haréis al entrar a la zona nocturna es hacer cola para montaros en un pequeño tren que os adentrará en la zona de los animales. Cuando os subáis en él comenzaréis a ver los primero animales del zoo nocturno.

Después de aproximadamente media hora, el tren acabará su recorrido en un punto concreto desde el cual podréis seguir la visita en solitario y con total libertad.

El safari nocturno abre de 18:30 a 00:00 de jueves a domingo. No tendréis problema con el transporte de vuelta porque los buses pasan cada 30 o 15 minutos y la parada se encuentra muy cerca de los parques.

El night safari de Singapur es el primer parque de vida silvestre nocturna del mundo. Hay 900 animales y cerca de 100 especies distintas de las que un 41% están amenazadas.

Horarios y precios

El zoo es muy grande y hay muchísimas cosas que ver. Por eso os recomendamos entrar a primera hora y aprovechar todo el día hasta que cierren. Os aseguramos que el tiempo se os pasará rapidísimo.

El horario del zoológico es de 8:30 a 18:00. Sólo venden entradas hasta las 17:00 y abren todos los días del año.

Las entradas las podéis comprar en taquilla o a través de internet y hay diferentes opciones de compra ya que, en total, el zoológico de Singapur está compuesto de cuatro parques: el zoológico, el river safari, el safari nocturno y el parque de aves.

Nosotros compramos las entradas en taquilla, pero como siempre, y a pesar de que nosotros pecamos de poco previsores, os recomendamos comprarlas online. Es muy sencillo y así os aseguráis tener sitio.

En el link que te hemos dejado arriba verás todas las opciones de entradas que puedes comprar, desde hacerte con un sólo ticket para entrar a un parque hasta comprar un ticket para visitar los cuatro parques en diferentes días.

Nosotros elegimos la entrada que te permite acceder a dos parques de tu elección. Seleccionamos el zoológico y el safari nocturno. Esta opción sale por 45€ por persona. Puedes visitar los dos parques (sólo una vez cada uno en un plazo de 7 días) y sin necesidad de reservar horario.

Nosotros no disponíamos de mucho tiempo y lo visitamos todo en un día. Primero recorrimos todo el zoológico hasta las 18:00, la hora de cierre. Una vez dieron las 18:30 fuimos al safari nocturno.

Si contáis con poco tiempo como nosotros, sin duda, os recomendamos que hagáis lo mismo. No sabemos como son los otros dos parques pero lo que sí os podemos asegurar es que estos dos, el zoológico y el safari nocturno, os dejarán boquiabiertos.

Un vídeo en el que podrás ver todas las zonas del parque y cómo se distribuyen

Si te encantan los animales y quieres saber cómo poder ver a tus favoritos, te dejamos un artículo en el que te explicamos cómo ver en completa libertad a los animales más maravillosos del mundo.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *